Rédes que manejo-

sábado, 24 de octubre de 2009

La callada

Hay días en donde quiero ser músico, tocar el aire con los dedos suspendidos en aquella atmósfera que es pintada por la enfermedad que nunca hablo, La callada, las que pocos saben de esta silenciosa enfermedad. Cuando tenia 9 años y yo vivía con mi abuelo, en aquellas tardes de sol quemado, y tierra ocre del patio, mi abuelo ponía a Beethoven y yo tirado en el suelo, tocaba el aire porque se pintaba de colores, mi abuelo preocupado me llevo al doctor, sino fuera pro el la ignorancia de una familia me hubiera medito en un Hospital de Psiquiatría pero no sucedió me diagnosticaron Disestencia cuando su hijo oyen un sonido ven una luz, y cuando ven una luz ven un sonido le dijo el doctor a mi abuelo, una Disestencia que no es dolorosa como aquellos que lo sufren es afortunado, decía el doctor, él no tendrá irritaciones en la piel, si no tendrá colores en su atmósfera. Pensaba que el mundo era así, que la música producía un kaleidoscopio y todos disfrutaba de el, pero no era así, era el único y era una enfermedad que no se cura, esto me causó problemas, desde apodos hasta tratos irracionales por aquellos niños crueles que marchitan rosas por su curiosidad.

Mi atmósfera se convierte en colores cuando escucho algún sonido puro, esto solo pasa con la música clásica, la comercial la que mueve masas tan simplemente es ocre, sin ninguna textura, pero hay un sonido que es puro y esto solo lo produce el humano, LA risa, ese sonido estruendoso es pintado de ocres amarillos cuando el humano es un infante, y como va creciendo termina siendo de violetas y verdes.

Beethoven es de amarillos, verdes, rojos y turquesas en ocasiones

Niccolo Paganini es de violenta, rojos y azules con escasos aparecidos de ocres amarillos

Yann tierson, es de naranjas, cafés, verdes y turquesas

Bach de violeta a azul

John cage es de manchas, de verdes a azules y naranjas

El clapsun de un coche es negro y café, el tráfico es de infinidad de colores manchados de negro,

Etc…

Y como se visualizan? En círculos unos sobre otros, como si fueran escamas y esto lo vivo a diario, hay veces que lo disfruto tanto estar acostado en el suelo y ver el techo y mis alrededores esas telas tenues que como velo aparecen cuando suena el sonido de la música, pero hay días que me duele los ojos, que no quiero ni abrirlos, al insoportable enfermedad de la cromática vida.

Soy afortunado, quizás, por que veo esencias, texturas que algunos no ven, pero soy desafortunado por que todo tiene un precio, me han dicho que a lo largo del tiempo la vista la perderé, y a esta edad ya se esta asomando aquella advertencia, en la noche, literalmente, es oscura para mi, o en cualquier espacio que no haya luz, o allá poca luz, aun así es una oscuridad profunda, y el otro extremo, el oído se me ha desarrollado un poca mas sensible de lo normal, pero no tengo miedo, porque yo no soy el que pinto, ni tampoco mis manos, pinta mi cerebro, y sin manos, o sin pies, o sin vista seguiré pintando hasta que muera.

Jamás mi enfermedad la he tomado como musa para mi arte, y no la quiero usar porque seria una ventaja, quizás, haga cosas buenas, pero no es justo un buen pintor , o un buen artista, es un excelente pensador que se formula mas allá de una enfermedad.

La callada, la que en ocasiones aparece

en pequeñas torpezas del enfermo

pinta velos, y hace volar al incauto

en un kaleidoscopio de texturas

en un viaje a otro mundo

es una muerte callada,

una encantadora

cegadora enfermedad.



Este es un ejemplo, cuando escucho a Paganini pero mas bonito.












Alguna duda o sugerencia, dejar en lso comentarios y con gusto respondere.

8 comentarios:

Areko Martiánez dijo...

Hola Ninu, pues que me ha agarrado de sorpresa aunque no tanto sabiéndote una persona de lo mas diferente que todos, yo en cambio tengo glaucoma, se me va cerrando el campo visual. cuanto hubiera preferido tener lo tuyo al fin y al cabo las dos causan ceguera.
Besos, abrazos y apapachos muy pero muy cariniosos (perdón es que en mi teclado se descompuso la "enie"

Erranteazul dijo...

Ahhh....mi Dídac, es que hay padecimientos como bálsamos, como rutas de colorido encuentro. Si van acompañados de suaves dolores o picazor, pero a la vez de luminosa cratividad, acaso sean...una bendición, porque hay otros...espantosos, que no dejan lugar más que a la nada, o acaso al dolor y luego al terror.

Así, pequeño niño mágico, entre largos silencios y voces suaves, tú y yo, por eso estamos conectados.

Heme aquí, recreándome con tu visión de Paganini...con lo que él te hace ver. Por eso, gracias.

ABRAXO!

Erranteazul dijo...

Ahhh....las rolas...ABSOLUTAMENTE IDÓNEAS!!!

Un placer.

OTRO ABRAXO!

Holic_O dijo...

q bonito q bonito pero q molesto eh?
a ke si

xD

Mayte dijo...

Las personas, las verdaderas personas no viven de lo malo, disfrutan de la vida con todo lo que ella trae...eso se siente en tus palabras, en tus pinturas. Que éste respido en palabras traiga consigo siempre belleza y cosas bonitas.

Un abrazo fuerte niño!

La ingeniero dijo...

simple!!!!!

saludos

FAUSTO dijo...

creo firmemente que cuando escribes también creas colores... que otros leemos...

violeta violento
azul luz
rojo angular
rosa sardónico
verde dulce
naranja áspero
blanco ilusión...

te dejo abrazos... de admiración por decidir vivir y sonreír haciendo con lo que tienes un camino distinto...

abrazo grande...

Muegano. dijo...

Gracias por compartirlo con nosotros. Imagino que a ratos puede ser sumamente incómodo, como a veces es un mundo único, sólo tuyo, y por ende mágico. Yo tengo un TDA (trastorno del défict de atención) que a mi me da exactamente igual, pero a más de algunos les saco canas verdes...quizá por eso disfruto de los placeres en solitario donde puedo ir y venir de mil universos...
Saludos! ;)

Entradas populares