Rédes que manejo-

viernes, 13 de julio de 2007

El viejo errante

El viejo errante

Bajo un paisaje, de flores marchitas, de árboles secos, caminos estropeados, bajo una luz “sin-luz”, estaba el viejo errante caminando, con su ropa, desecha por el combate que había pasado, solo llevaba heridas, tras heridas: caminaba hacia ningún destino, pero en su mente, tenia pensamientos que decían, - Yo solo busco el amor, pero no se encontrarlo, entro en batallas, que solo me producen heridas, tras heridas, ¡hay amor!, ¿Dónde estas?.

Caminaba el viejo errante, dejando huellas de lágrimas de sangre, lagrimas de melancolía, de sufrimiento, solo caminaba, pensando en encontrar el amor, daba todo, arriesgaba todo, en una mano tenia escrito – Soy adicto a la vida, y en su corazón tenia – Soy adicto al sufrimiento.

Al paso de los días, el viejo errante, caminaba mas lento, con menos ganas, pero con mas sufrimiento: cuando su mente quedo en silencio, escucho una voz, que venia de afuera, susurros que le decían, - ¡Hay viejo errante, si en la penumbra de de tu búsquedas, estas buscando el amor, nunca lo encontraras, por que no esta afuera, ni en una persona, abre los ojos y mira lo que tienes!, el viejo errante contesto - ¿Quien eres? Y ¿Por qué sabes tanto de la vida?, - yo no se nada, contesto la voz, - al igual que tu, soy adicto a la vida, al unísono de las palabras pregunto el viejo errante - ¿Dónde estas?, - En un campo bajo la noche, -contesto la voz- contemplando las estrellas que alguien atrapo. Esperando. Pero el viejo errante incrédulo antes las palabras de la voz dijo, - ¿Cómo piensas atrapar, las estrellas si no te arriesgas?, con voz sabio, contesto aquella voz, - Es que yo no quiero las estrellas, quiero a la vida, contemplo lo que da la vida, esperando en mi campo, bajo la luz de la noche.

El viejo errante, paro de caminar, y se sentó bajo, un árbol de esperanza, que estaba seco, muriendo, al verlo, pronuncio estas palabras - ¡Hay árbol de la esperanza mantente firme!, sus manos sangrientas, su ropa mal gastada, el viejo errante, lloro de felicidad, por que había, sobrevivido, tras ese combate, que no hubo enemigos de otro bando, si no el enemigo era el.

Al quitarse la ropa y quedarse desnudo, preparo sus hilos de la vida, para hilar su nueva ropa, la voz volvió, hablarle, esta vez, el viejo errante no la escucho como susurros, si no la escucho, como voz de sabio, y le dijo – Te doy agua, para que laves tu cara, pero no te voy a dar, la cura para las heridas, por que en tus lagrimas esta la cura. El viejo errante tomo el agua, lavo su cara, limpio su alma, y siguió hilando su ropa.

Bajo el, mismo árbol, ya hacia la noche, el viejo errante, sentado con la cara abajo, melancólico, escucho que la voz le decía - ¿Ahora que tienes? Mi adicto a la vida, con una cortina de lágrimas, contesto el viejo errante – Me esfuerzo para entender a la gente, pero no puedo, entenderla; la voz, le dijo – No digas que no puedes, por que no lo intentas, sal a jugar, sal a combatir, el viejo errante con melancolía, contesto, - ¿Cómo luchar sin las armas que me destruyeron?, ¿Cómo voy a levantar ese corazón pulverizado? ¿Cómo vivir, con heridas, que duelen al caminar?, la voz con intención de regañarlo, le dijo – Deja de quejarte, deja de llorar, sal a combatir, defiéndete, que no se necesitan armas, voluntad esta para ganar.

El viejo errante, recibió cachetadas con guante blanco: seco sus lagrimas, levanto esa cara melancólica, la voz se convertio en persona: una belleza magnifica, pura, inigualable, única, vio el viejo errante y con una sonrisa le dijo – Yo sabia que tenias algo de ángel, ¿Por qué no te vi al comienzo de mi camino? , - yo siempre estuve ahí, bajo tu penumbra,- la voz, convertida en ángel, le contesto- mas tu no me veías, por tu llanto, por tu decepción, ahora tienes dos caminos por tomar, pararte y seguir caminando, o quedarte esperando, bajo ese árbol de la esperanza.

Con esas palabras, se fue, el ángel del sabio, dejando algunos papiros, el viejo errante, alzó esos papiros que tenían una nota “léeme y has bien tu tarea”.

Al unísono de esas palabras, el viejo errante siguió hilando su destino, pero con una cara, sonrojada, por que le había enseñado a esa voz, su mala cara del sufrimiento necesario.



Dedicado, en especial, a una personita, no necesito decir el nombre, por que esa persona, si leyó bien, sabe, a quién me refiero: Gracias por tus palabras sabias.




12 comentarios:

Diego dijo...

El viejo errante, hilo su destino, para porder seguir caminando, pero cuando se cansa, se sienta, bajo ese arbol de la esperanza.

Pd: Errante significa vagabundo

Saludos a todos!! y en especial a ti.

marches! dijo...

hola me vine a dar una vuelta.. y a decir.. wow!

saludos!

Viriz dijo...

nOOooo te he olvidadoooooooo yo y mi vida extraña andabamos algo peleadas por eso no habia pasado de visitas, que te puedo decir ahora que andas en la blogueada del blogger jajajaaja bienvenido sea uste aun que nunca se haya ido.

Fantastico me parecio todo esto que has escrito..me vi relfejada en algunas frases.
Exelenteee. un besote!

Diego dijo...

diego:chales, ya ni fumes tanta lechuga, mira loq ue haces.. jajajajajajaja, pero aun asi te quiero.. jajajaja

marches: Bienvenida!!


Viriz: Que bueno que te dejas ver, si pense, ya no me quiere jajajajaaj..gracias por venir a leerme.. nos estamos leyendo

Jorge ChünK dijo...

Com te lo dije eres un cabroncito, ya te dije que tu y viriz son dignos de mi admiración.Espero que ese angel pase por aquí, ha leer este bello cuento que le has dejado, bajo el arbol de la esperanza.

Saludos desde el Huacal que el amor llegue.

Diego dijo...

chunkito: Gracias por comentar, espero ya verte mas seguido eeeh, jijijjijijijijiji...Pues eso espero, que pase a leer, a lo mejor ta enojado.. pero bueno, nos estamos leyendo!!.

Naul dijo...

:D

Diego dijo...

Nos vemos quierdos lectores.. hasta el domingo

muuy buen fin semana!!

Chipocludo McFly dijo...

wow, algo diferente a lo que habia estado leyendo de ti, me gustó, y como dijo viriz, tmb me sentí identificado con unas frasecillas...

y pues mucha suerte en el amor!! :D

saludoS chipocludos!

Naul dijo...

Sabe a Chocolate...

Simplemente Diego dijo...

Hola, sabias palabras en verdad, y la verdad, yo soy un viejo errante.

Saludos desde Cordoba!

Jarry Blogger dijo...

Nada mejor que ser adicto a la vida, lo malo es que ahí va implícito la adicción al sufrimiento.


SALUD-OS

Entradas populares