Rédes que manejo-

jueves, 11 de octubre de 2007

El transito de mis pensamientos.

Me encontraba entre un mar de multitud sedienta de mis figuras, matando por unas cuantas palabras.

Ahogado entre mil recuerdos y esquivando los golpes de los infelices deseos, me detuve entre el transito de mis pensamientos; mirando sin mirar, estire mi mano y atrape un pensamiento que decía;

“Prohibida la entrada si no vienes con el oído abierto, con el corazón en la mano y con la verdad en tus labios”.

No aguate la sensación de entrar, buscar, encontrar esa parte de mi cabeza. Ahora, caminaba en contra de ese transito, no tenia la mínima idea de donde estaba, hacia donde hiba, en donde buscar; esa ansiedad me llevo a caminar en todos los sentidos, con el transito, en contra, y en ocasiones atravesaba de polo a polo, saliendo de esta, lastimado y con el animo en los suelo, de repente choque con otro pensamiento, lo cual decía;

“Día con día somos hijos del vivir, más ¿Cuándo en realidad en nuestras manos tenemos a la vida?”.

Tenia que agarrar a ese pensamiento, con mis manos sangrientas y mis ojos llorosos, entonces con agallas enfrente a ese sentir y con voz en contra le dije:

“He tenido el dolor enfrente de mis limites y he sentido la felicidad en su cenit de esta; no has entendido ¿Qué el dolor y la felicidad son dos extremos de la vida que hacen sentirla a plenitud?”

El cúmulo de palabras cambio de tono y el transito se volvió una policromía hermosa, lo cual el pensamiento cambio, formando otro mas:

“yo quiero vivir del otro extremo, dí de que manera puedo hacerlo, teniendo a mi lado la felicidad”.

Le respondí a mi propio sentir; lo mire a los ojos, a la verdad y le dije:

“Quita de tu corazón la mascara del miedo, y dale alas para remontarse al sueño; tu corazón te llevara al valle de la ilusión, con ello donde quiera que estés, sabrás que eres un Universo. Serás el amante ser que a donde vaya lleve, dentro de si, su fortuna y riqueza.”

Mi angustia, mi curiosidad me seguía quemando las entrañas, por saber donde esta ese lugar que anhelaba, quise tirarme al suelo a espenzas de mi derrota, aunque casi no camine lo necesario, estaba tan cansado; es difícil estar en contra de uno mismo y de los demás, cuesta llevar la cruz y ser lastimado, y si, como todo ser lleno de hormonas me deje caer pero algo detuvo, la caída. Una especie de estrella, llenas de palabras que formaban una historia; sentí un Dejavú al leer cada una de ellas, y decía:

“- ¿No tienes miedo de que en cualquier momento mi llameante cauda, cambie de rumbo y te pueda convertir en ceniza?.

Recapacitando sobre sus palabras, le contesté:

- ¿Es acaso con temor que se encontrar lo que se busca y anhela? Pero… si tú eres quien me trasporta y yo quien guarda tu equilibrio, ¿no tienes miedo de que al balancearte mal entonces choques para quedar convertida en pedazos?.”

Y me di cuenta que ese dialogo, era de mi cuerpo y mi alma, la materia y la forma, que hace años la había echo… que cada recuerdo se va quedando en la cabeza, y solo un factor, un mínimo factor nos hacer recordar, cada uno de ellos.

Enojado y desperado, por no saber a donde me estaba llevando esta estrella, mas esa ansiedad, que sentía que se me estaba acabando el tiempo de algo, no sabia que era, pero si la sentía, se acababa el tiempo y tenia que apurarme, antes que eso me comiera o mataría… de repente la estrella cambiaba de colores y en su espalda se ponía mi nombre y todo lo que había echo..Haciéndome saber que todavía estoy vivo, en una sola ocasión, se prendió de una luz nacarada de azules distintos, se formo algo que, me llamo mucho la atención, eso decía:

“Más allá, más allá de donde mira el hombre, mira el poeta. Más allá, más allá del dolor y más allá de la esperanza que parece alejarse, esta el poeta. Más allá del todo y de la nada, más allá de la felicidad y de la metafísica, vive el poeta. Él, es el dueño de la panacea; es quien hace del agua plata y del roció, diamantes. Él, es quien hace del mar un charco y de lágrima, el mar; Y ¡todo hombre es un poeta!; sólo le falta quitarse sus cotidianas prendas para que reciba la luz del sol y así sepa que está aquí, como la piedra mas pequeña, desnuda, quieta, por que la grandeza sólo con lo pequeño empieza”.

Al preguntarle a mi estrella de ¿Por qué cree, que soy un poeta, si apenas puedo formar una sutileza de palabras?, la estrella se detuvo, y desapareció entre mi boca, comiéndome mis dudas y entrañas, diciéndome que lo que se ve, no se pregunta.

Estaba en un lugar, donde casi no había mucho transito, solo el necesario pero tampoco el innecesario, con aires de olvido, frente ami estaba un papiro, escrito con un lenguaje que yo solo entendía, eran colores y formas, lo cual decía:

las partes pequeñas perdidas no importan, se reharán, si conservas el corazón”.

Solo hice un gesto de suspiro, voltee a mi espalda y estaba ahí, ese lugar que tanto busque entre mi cabeza, no tenia nada de común, pero se sentía una gran tranquilidad una parsominía entre los equilibrios de todas las cosas, pero también un gran angustia por que un solo movimiento, aria un caos, caminando con pasos, mas tranquilos que jamás había echo, voltee a los lados, voltee ami horizonte, sentí el camino, ¿sabes que había encontrado, donde estaba?, es mi REALIDAD.

Cada paso que dejaba, cada huella, formaba otra frase que se quedaría plasmada entre este calido lugar, pon mucha atención:

“lo importante en el hombre no es vencer, sino lograr y su razón de existir no solo es buscar y encontrarse, sino ser, siendo inicio y fin, morir y renacer, y el tiempo y el lugar a cada paso, llevando la capacidad de dar”.

Aceptando nuestra realidad, y sintiendo el presente que vivimos.





algunos Fragmentos ,son del libro "el pequeño hombre" de Emilio Rojas,
y unificados con las palabras "sofistas", del autor de este blog.

10 comentarios:

Gardenia blanca dijo...

habrá que leerlo completo!!!

sofista? mmmmm!!!

Saludos dieguin!!

Gardenia blanca dijo...

Sí!!! lo soy y tu también lo eres.

No me malinterpretes ehh!!!

Siempre supe que eras un sofista.
Por eso me encanta leerte.

Oye diciendo que somos sofistas nos resta un poco de modestia jajajaja

Donde quedó tu comentario?????

yo lo quiero y exigo que se me diga que decia!!!!!!

(en visperas de mi cumple puedo hacer uno que otro berrinche jejeje)

Cool Acid dijo...

por que nunca te pones a chatear contigo?

Diego dijo...

jajajaja.. pro qeu siempre estoy.. con "no disponible".. o "ausente".. U_U

Vanto Y Vanchi dijo...

Sofista??

Yo soy hedonista, jeje.

Ya regresé.

...y me voy a sentar porque siento que ese secreto no se me va a revelar pronto. Mañana quizá??

Abrazos apretados!!

Él dijo...

estoyenlaciudaddelafuria@hotmail.com


mi e-mail

Esta pinche vieja dijo...

Yo ya no quiero saber donde me llevará todo... sólo quiero ir.
Saludos y muchosmuchos trompazos para usté!!!!

LSD dijo...

Nooooooooooo El autoretrato noooooooooooooooooooooo, no lo vendas!!!!!!!!!!!!!! perderias una parte de ti, bueno habló el alma de ratón que todo guarda, pero ese no lo vendas!!!:(

Chipocludo McFly dijo...

es el ke me decias, no? (el livro) las estrellas son sabias... chida la frase si conservas el corazon... :)


saludos leVeS!! don!

Erranteazul dijo...

Ahhhh...y vos me dirás???

portomio(arroba)hotmail.com

Sofistas y hedonistas, acaso no podrán convivir???

En el fondo, todos somos iguales. Unos más k otros, pero todos iguales.

O no mi Dieguito???

Entradas populares