Rédes que manejo-

jueves, 3 de enero de 2008

El diletante


-Deja de ver el prado; No lo pienses corre hacia él.

Mirando atrás de la ventana, de aquella casa que lo vio nacer, de aquel cuarto que enclaustro su ser, su vida; estaba el dichoso ser, viendo la lluvia caer, el llamado Diletante.

-Deja el cuchillo de hilos y cose el alma, a tu vida que te espera.

Con la mirada caída, y con tiernos suspiros, los brazos los cruzo, para discernir, aquellos pensamientos, de los eruditos, que había leído: - ¿La vida es un placer, o un calvario?, ¿Debe de ser siempre el amor la felicidad que busca el hombre?,se preguntaba , mientras la lluvia caía, en ese prado de múltiples orquídeas.

- Deja de llorar, que aun mar has de alimentar.

- Tranquilidad, mutis, silencio, inmovilidad, desahogo, encuentro. Adjetivos de aquella soledad, que había llegado al Diletante, en realidad, ¿le estaba llegando la soledad?, ¿No acaso, aquella soledad la tenia en el primer instante, cuando rechazo no seguir, a la manada de rinocerontes y decidió abrir el primer libro de su desdichada vida?.

- Déjame respirar que tus palabras me han de asfixiar.

Son los caminos, que han jugado con él; él caminaba hacia el frente, y el camino se movía en dirección contraria, creyendo que no avanzaba nada, eso él lo creía, pero en realidad, había caminado bastante, pero él no se daba cuenta, y empezaba a caminar mas, cuando creía que solo había avanzado poco, y caminaba y caminaba, hasta caerse de cansancio y tirarse al piso, y ahí, debajo de las ilusiones, se veía parado sin saber a dónde ir. Vivió la vida tan rápido y creyó que no había vivido nada, pobre de él.

-Deja de dudar y arriésgate a amar, odiar, apreciar, perdonar, olvidar, a vivir, vivir, ¡VIVIR!.

Y detrás de esa ventana, se dio cuenta, que lo único que a hecho, es hacer polvo en su cuarto, y sentarse a devorar libros, jugar con los silogismos, y descubrir el secreto de la vida; desdichado él, no supe que la vida también se une con los libros, allá afuera detrás de esa ventana. Se descuido de el y se descuido de aquel amor que un día tuvo, siempre el Diletante, recuerda las sensaciones que, sintió esa vez, “volverse ciego, y multiplicar las caras con la persona amada, esa sensación del estomago, el nerviosismo, el placer de sentir unos labios carnosos y lo tibio que puede ser una boca, lo alegre que se sentía cuando estaba con esa persona, no decir nada, y solo mirarse”, Se descuido de todo, se olvido de él, y se dio cuenta que cada día el se convertía en letras.

- Déjate caer de espaldas, hacia los brazos del prado, para que vieras el cielo, y las nubes jueguen con tu imaginación, y sin pensar en nada, solo déjate vivir y ser en paz.

Y así lo hizo el diletante, salio de la ventana, en un día lluvioso, sintió como caía las gotas y tocan su cara, limpiando el polvo que se le volvió una costra, sintió la vitalidad del agua, lo calido y fría que puede ser, sintió el pasto con su pies descalzos, y tuvo esa sensación de ráfagas de fríos por todo el pie, y se dejo caer, cayendo alado de una hermosa orquídea.

Miro ala flor, miro el cielo, se quedo viendo a las nubes, miro sus manos, pensó varios minutos, toco el césped y voltio a ver esa orquídea, arranco una hoja de la flor roja, y se corto la garganta, hasta morir desangrado en aquel prado que su imaginación había creado.

- Deja de quejarte, y corre al amor con aquel que crees que es tu verdadero amor, no lo piensas mas, y hazlo!; que si te mueres, por lo menos has vivido, lo tormentoso que es la epidemia de aquella enfermedad, ¿no acaso eres libre de decidir con tu cuerpo lo que quieres hacer?.


9 comentarios:

B. Rimbaud dijo...

Me dejaste deslumbrado. Siento un gusto por ser el primero en comentar algo que me parece tan bello. Expresas a la perfección la transformación del capullo humano, semivivo, en una mariposa revoloteante que se lanza hacia la vida sin importar el vértigo, el frio y la amenaza del dolor. El reconocimiento de la soledad propia que ya está allí, desde un principio, pero que aquellos rinocerontes sirven para tapar. Y esa metáfora tan hermosa: "caerse debajo de las ilusiones". En verdad muy buen escrito, siento demasiada empatía...Saludos

° °°VIOLETT°° ° dijo...

Arduo trabajo el de no ser un diletante de la vida!! Y si a veces uno quisiera guardarse en un capullo, ser expectador... pero lo bueno es darse cuenta que vivir asi no es vivir. Que la única forma de vivir es arriesgarse.

Encantador, me estrujo el corazón... y no pude evitar pensar en personas cercanas a mi que deberían leerlo.

Besos y Excelente inicio de año con este post!.

pd. me sacaste de onda con tu nuevo Tu jejejeje.

Chipocludo McFly dijo...

buena reflexion... aunke me keda una duda... cómo se cortó la garganta? con la orkidea?


je... ke bien ke se haya dejado caer y descuebierto la vdd vida...

saludos!

Él dijo...

Bienvenido al anochecer, Dídac.

Morganita dijo...

mmmmm, que me cambiaste el nombre de mi muso....bueno, como lo dijiste en el ultimo post, renacer,,,


besos y abrazos

lindo el blog
uno de mis colores preferidos

Vanto Y Vanchi dijo...

Nueva imagen, nuevo nick??

Me gusta, me gusta.

Pero el enigma sigue allí.

Me encantan tus reflexiones. Pero me gusta más cuando en lugar de palabras utilizas colores.

Y por cierto, chequé tu perfil..y volví a leer eso de que eres dadaísta. No lo dudo, nomás me haces predecir una conversación sobre Duchamp, Ray, Hoch, Oppenheim y otros. Quizás tú. Pero la conversación será árdua y terca.

Feliz año, mi pintor...a ver cuando me pintas un horizonte incierto.

Dídac dijo...

cuando tenga dienro vanto..
estoy pobre :(
y tengo tantas hancias de pintar!!!!

Creoq ue me estoy haciendo como Van Gohg

bueno, noo jejejejeje

Maite dijo...

Eso es todo...correr al amor!!
Soy nueva en este mundo bloggero, te invito a subirte a la caravana conmigo!!! un abrazo

Dídac dijo...

pues yo con gusto.. pero donde queda la caravana??
Saludos

Entradas populares