Rédes que manejo-

domingo, 10 de febrero de 2008

Descance en Paz

Son las 5:30 a.m.
Te tengo entre mis brazos,
Dulce inocente, tus ojos están ya
Marchitos, ya no siento tu pequeño
Respiro, ningún sonido se emite del
Pequeño cuerpecito, ya todo dolor acabo
Ya toda tempestad se fumigo,
Ya no estas aquí.
.

Amor, mi dulce, compañera,
Has derramado la última lágrima
Sedienta de ausencia en mi manantial
De melancolía.

Tengo un hueco tan grande, que me
Duele al respirar,
Que me quema al hablar,
Es la tristeza de tu ausencia que me
Esta matando sin piedad.


¿Cómo es la vida?, cuando más te tuve entre mis brazos
Te me vas ausentando, y entre más ausencia
El destino culmina sin la existencia,
El dolor es la sangre ardiente de mis pulmones
Que asfixian mi respiro para tratar de olvidar
Los malditos dolores de los aires fúnebres.

Aunque solo eras una criatura,
Hiciste a mí silencio, en cordura
Mi soledad en Dicha,
Me acompañaste en los delirios de mí
Conciencia, eras tu la que me recibía
Eras tu la que se alegraba,
Eras tú la soñadora de mis historias,
Eras tú mi fiel amiga, y ahora
Te convertiste en “era” de mis recuerdos.

¡Ay! Dolor espantoso, de los ausentes,
¡AY! Piedad de mis debilidades,
¡Ay! Dulce perla, ¿Por qué es la vida ingrata?,

Son las 6:30 a.m.
Mis ojos se han secado, ya no hay lágrimas
Pero si tormentos, es la hora de dejarte ir,
Decirte lo tanto que te ame, lo tanto que me diste,
En tus ojos veo, la luz de tu vida,
Se esta pagando, se esta ahogando con mis lagrimas
No puedo dejar de llorarte,
No puedo dejar de recordarte
Es que me duele tanto,
Me quema mis lágrimas
¡Amor! ¿Por qué te vas?, ¿Por qué te tienes que ir?
Si yo te quiero a mi lado
Si yo te quise tanto.

En la noche cuando quieras calor,
Sentía tu cuerpo aterciopelado,
Que el beso en la frente te calmaba
Y te dormías entre mis brazos,
Ahora ya no hay calor, y ya no hay beso
Por que el dolor, la rabia, la tristeza,
Me estará matando para llegar al final contigo
No me abandones, no me olvides, espérame
Cuando me vaya, sepárame que solo aquí
No se puede vivir.

Me voy, por que me arrebatan de mis brazos
Tu cuerpecito,
Me voy, por que el llanto me esta ahogando en mis delirios
Me voy, por que quisiera revivirte, pero mas te estoy matando
Me voy, por que tú no te vas,
Te quedas aquí, en mi corazón, en mi alma
Por que como fuiste y serás, el corazón que me dio
Vida en mis desgracias.

Cierro tus ojos, para que puedas descansar,
Cierro mi mundo, para que me muera de soledad.





NUSSY


12 comentarios:

Vanto Y Vanchi dijo...

Ay no me espantes!!

Que paso, mi artista??

Morganita dijo...

muñequito digame que ha pasado no me deje asi con el pendiente, me espanto

llamame dime algo

un besote

Chipocludo McFly dijo...

un abrazo

Pinche Vieja dijo...

Ay corazón!! Nada que pueda decir alivia el peso.

Te quiero.

Saludos, abrazos y trompazos.

Viriz dijo...

La vida es un ciclo de muerte que yo hace tiempo ya no puedo ni quiero comprender.... siento tu dolor como propio porque se lo que es...no conozco palabras que alivien al alma de algo como eso.. lo único que puedo decirte es cuenta con el apoyo va?

Cuidese mucho querido artista, un beso y un abrazo bien fuertes para reconfortar el dolor.

Morganita dijo...

aaaaaaaaaaa, que malo, con lo tanto que aprendemos a querer esos animalitos, te entiendo, lo se, se va el alma con ellos


un abrazote cariñosote

Lagunas dijo...

En realidad lo siento Didac

En vano entre la sombra mis brazos, siempre abiertos,
asir quieren su imagen con ilusorio afán.
¡Qué noche tan callada, qué limbos tan inciertos!
¡Oh! Padre de los vivos, ¿a dónde van los muertos,
a dónde van los muertos, Señor, a donde van?

¡Quién sabe por qué abismos hostiles y encubiertos
sus blancas alas trémulas el vuelo tenderán!
¡Quién sabe por qué espacios brumosos y desiertos!
Oh, Padre de los vivos, ¿a dónde van los muertos,
a donde van los muertos, Señor, a dónde van?

¡Oh, Dios! ¡me quiso mucho; sus brazos siempre abiertos,
como un gran nido, tuvo para mi loco afán!
Guiad hacia la Vida sus pobres pies inciertos...
¡Piedad para mi muerta! ¡Piedad para los muertos!
¿A dónde van los muertos, Señor, a dónde van?

Fragmentos.
Amado Nervo.

NIÑA AGRIDULCE dijo...

vaya... pensé que vagaba sola entre estos lapsus de arranques desequilibrados que me suelen atacar...
me abordó un pasmo al llegar a tu ulera vida e encontrarme con semejante desolación que me parece más que familiar...


cuanto dolor debemos sufrir... cuando tanto amor hemos compartido

besos reflejados
niña agridulce

Dídac dijo...

Gracias por sus condolencias...
La vida sigue, tantas veces lo he escuchado y lo he dicho, pero aveces uno siente que no se puede,seguir, es un hueco tan grande, esta ausencia de mi nussy...

y como siempre he dicho

...ulera es la vida

Erranteazul dijo...

Siempre será una ausencia, pero también una presencia.

Champy dijo...

Estoy contigo.

Si de algo te sirve mi cucharon, usalo.

Fascist Baby dijo...

El año pasado mi gato fue atropellado, estuve con el 6 tortuosas horas hasta que murio en mis brazos, lo adoraba...no pense que alguien pudiera hacer un poema con el que me identificara tanto.
Lo siento mucho, espero que hoy en dia estes mejor.

Entradas populares