Rédes que manejo-

martes, 5 de febrero de 2008

La manada en observación


Corren deprisa, quitando todo obstáculo de su camino, gritando como locos a todo inmune objeto, corren y corren, escondiéndose de la noche, desesperados por llegar a sus aposentos, tratando de ir en contra del tiempo, rompiendo barreras de silencio, es tan grande la magia de llegar a sus casas, para tocar los labios de la persona amada, o sentir el alivio de ese calor de sus casas, o simple y sencillamente llegar a sentarse en su cama, tan simples son, tan sencillos llegan hacer. Si el tiempo no existiera, ¿Habría caos?, es el mas venenoso invento del los transcendentes, el tiempo.

He llegado a pensar, que no son animales, que son otra cosa al revés, la ley natural de los salvajes, es día descansar noche alimentarse, ellos hacen lo contrario, día trabajar, noche descansar pero la noche se vuelve un moustró aterrador que crea el caos inconciente, son salvajes corren y corren por llegar a sus casas, crean muerte, crean disturbios, crean estrés, ¿para que correr?, las casas no se irán; es como si les digieran “Apresúrate que la noche te comerá” es puramente irónico llegar a pensar que la noche es algo mas impuro que el día, tratan a la noche como si fuera el final del destino, como si no quisiera que el mantel de la oscuridad les tocara, se esconden de ella, se alteran al pensar que ya llego, ya esta ahí. Estamos totalmente mal programados, la noche se debe de tomar como igual el día, con tranquilidad con entusiasmos de llegar que al fin y alcabo en la noche también se crea la vida, pero no lo hacen se esta perdiendo la sensibilidad del hoy, se pierde que la noche también es parte del día que la luz no solo es la que da vida, también la noche es la vida.

Pero corren y corren, tiran y rompen todo obstáculo para llegar a su destino, y cuando hay demasiados obstáculos llegan tremendamente alterados a su casa, y su persona amada se disgusta, y ¿A dónde fue la noche que tanto esperaban?, en pleitos y disgustos por mal encarados, y tal vez, o quizás duermen en un lugar incomodo, y es ahí donde aclaman no a ver llegado.

Inmundamente es el destino de estos seres. La paciencia se les ha perdido, yo por eso aclamo o intuyo concientemente que para estar tranquilo en el día y la noche, es tomar sorbos de la oscuridad y pequeñas cucharadas de energía cósmica para que esa paciencia se tatué en mi cabeza, por que el caos y la intolerancia a la noche se ha penetrado en las mentes, como cólera sin antídoto en aquellos que corren y corren desesperados por llegar a tocar la magia que se genera en su casa, la humanidad pues.
Dídac "Caos", Acurela sobre Opalino.

8 comentarios:

Naul dijo...

y si tienen prisa por ir a hacer el amor a casa? o ver a su familia, a sus hij@s? a su pareja? o que tal que tienen hambre, o sed, o ganas de hacer pipi....
todo puede ser, y creeme de noche no solo se descanza, preguntale a tus papas como es que te concivieron jejejje :P vale la noche es hermosa, miente quien diga que lo la ha disfrutado, solo que aveces no hay tiempo de todo para eso estan los fines de semana, saludos Didac

Chipocludo McFly dijo...

nunca lo había visto de ese modo... pero ps sí, a mí me gusta la noche y en veces seguiré siendo un hijo de la madrugada!

tengo un tío ke se va temprano de donde sea ke esté a su casa temprano, antes de ke se meta el sol, nunca le he preguntado el por ké... estaría bueno averiguarlo...

saludos!

MANCHA dijo...

la extrema materia de todo lo que el hombre cocina es la nada: un dolor de no ser.
La vida misma es para el sufrir constante no para el placer. El placer desaparece con la fuerza y el conocimiento. Platón lo dice muy bien en su mito de la caverna.

Qué es más grande que el silencio, solo el ruido aturdidor del caos. La revolución es un caos inmeditado contra el Sistema. La guerra es el advenimiento de la violencia. Para llegar a un nuevo orden se requiere un desorden, una destrucción de lo que se tenía por establecido. Ahora bien, la historia no es sino una línea fragmentada sin punto final.

El hombre es el señor del caos y la irracionalidad, no de la razón. La razón solo es un pretexto de lo propiamente debil y cobarde: lo sumiso.


Saludos maese, buena pintura, a darle al sistema, tiremos la basura en donde va.

Chido maese. sigue con el dadapunk

Erranteazul dijo...

Claro!. Me encanta la noche. Amo a sus hijos y a la luna. De hecho, la noche es mi hogar. Y síp. Tanto correr y correr. La gente se olvida de vivir. Hasta los muertos reviven de noche, los fantasmas...es genial!

Erranteazul dijo...

Energía cósmica, sí, cucharadas, sí.

Morganita dijo...

ya no me quieres??'
ni marca me haz dejado en el blog



estoy muy triste!!!


un beso

maite dijo...

Corren en el tiempo. Yo por eso no uso reloj y vivo de noche. El dìa lo ocupo para lo que debo de hacer pero la noche, la noche es mìa.

Fascist Baby dijo...

Me gustan los tonos tan civilizados que usaste, perfeccion rutinaria, militarizados, vacios como el mismo caos alarmista porque ha llegado la noche.

Entradas populares