Rédes que manejo-

martes, 5 de mayo de 2009


Yo no puedo hablar,

diciendo que el “mañana”

mis verbos se conjugan en el presente,

pinto, escribo, amo

y a veces pienso que estoy Vivo

pero en realidad soy

materia suspendida entre

lo que fue y lo que todavía no es

El presente dura nano-segundos

un solo instante que no se siente

una gota que se consume en la tierra ardiendo

el presente no dura nada

no soy Nada, como unidad

que se hace masa y muere unidad


Si despiertas a esa realidad,

sabrás que no eres nada

y que siendo nada, eres todo


No puedo decir el “mañana”

por que mi vida

tan siempre incierta,

tan siempre extraña

por sorpresa me llega,

cuándo no espero, lo tengo

cuando lucho, no llega

y lo que siento mió,

Se escapa como asustada mariposa


No pretendo atarme

En el espacio del tiempo

al cuerpo que satisface mi carne

al objeto que alivia mi mente

No pretendo aferrarme a nada

pero la densidad me baja

y mas abajo mi conciencia

me pierdo.


Siempre vislumbro un horizonte

¿Qué habrá allá?

¿el destino?

¿la muerte?

¿el olvido?

Me vuelvo a perder.


Ni el cielo, ni el infierno

¿Qué es?

Nadie tiene el destino marcado

no existe el mañana.

No existo.



Fotografìa: "digital art, pequeño descuido" por Dìdac


3 comentarios:

Diego dijo...

Nuestra existencia depende de instantes de tiempo, algo así como la materia que depende de fracciones de partículas. Que fragil es nuestra existencia.

Saludos :)

Frederic Betancourt. dijo...

Precioso!

---___--- dijo...

bendito dios que el presente no dura mas que un parpadeo. Hay cosas que no valen tenerse por presente, lo bueno que para esas cosas que querremos repetir, tenemos un papel y un frasco de tinta en donde se marcan los instantes de presente que queremos llevar consigo.



No eres nada, pero puedes serlo todo.



saludos!

Entradas populares