Rédes que manejo-

viernes, 5 de junio de 2009

De la enfermedad a lo imprendisible

Tenía alrededor de 15 años cuando me detectaron un tumor cancerigeno en el bajo abdomen, no era mas que un absceso de piel, mi familia lo tomo como “cáncer”, - no pasa nada les decía, y su preocupación me enfermo. El tumor se detectó en el momento exacto para eliminarlo, y así fue, me dieron un mes de quimioterapias y los medicamentos adecuados. ¿Qué se siente? Me preguntaban amigos, o personas ajenas, - mmmm, se siente como si te emborracharas hasta intoxicarte, pero en vez de marearte por el alcohol, te mareas por el calor que sientes cuando te dan las quimio y después viene el vomitó, el cansancio, el dolor de cabeza, es igual que la cruda pero todo te sucede en cuestión de horas; así les contestaba a los curiosos.



Y en realidad se sentía mas que una cruda, el continuo cuestionamiento sobre tu salud, la indolente pregunta de ¿Cómo estas?, el sofocante cuidado, todo las actitudes era mas agobiantes, el enfermo no era yo, eran ellos… mientras estaba recostado en la sala de quimioterapias y viendo como un aparato enorme le daba vueltas a mi cuerpo y como lo flagelaba cuidadosamente, se me venia a la mente esas preguntas - ¿que se siente, como estas?, ¡Carajo! me contestaba, tenia que desviar esa atención sobre la “enfermedad”, y se me venían mas problemas, como el dejar de estudiar unos meses, la caída del pelo en todo el cuerpo, la perdida de apetito, el cansancio continuo, pero yo no podía estar quieto, no puedo, y nunca he podido.



Mi madre en aquel entonces reprimía su angustia por mi enfermedad en el estar tejiendo cualquier cosa para cualquier persona, yo la veía, tejía, y tejía, y se olvidaba del mundo de mi, de todos, le dije que me enseñara - ¿a que? Me decía, - a tejer le contestaba, ¿a tejer que?, - ¿mi cabeza?, y mi madre agarro el gancho y me enseño a tejer gorros, de esa manera pretendí desviar mi “enfermedad” tapando los estragos de las quimioterapias con gorras, raras y extrañas, sin un sentido de combinación con los colores, mis gorros eran para mi, no para el mundo. Y no, no desvié la atención la atraje mas, salía con esos gorros ridículos a la calle, al hospital, y se me quedaban viendo, se espantaban, se daban cuenta que tenia un problema y mas atención recibía, pero en realidad entendí que el cáncer no es una enfermedad mortal, si no lo mortal es mal interpretar las enfermedades a sus gustos, tu vez lo que quieres ver.



Hoy tengo 22 años, y parece que nada allá pasado, en realidad nunca hable de esto, hasta hoy cuando abrí mi cajón y ví todas mis gorras, todas las mascaras que utilizaba y me encantaba salir a la calle, ver esas miradas a cada persona queme veía pasar, los que me señalaban desde la otra esquina, los que creían que no veía cuando señalaban mis extravagancias, y me sentía feliz, ya no sentían el peso que uno trae cuando los demás creen que tienes cáncer, me sentía bien, alegre, mis gorros no son bonitos, no pretendí hacerlos bonitos, pero sin ellos me hubiera muerto no por la enfermedad, si no por la preocupación por lo horrible que se siente cuando te dicen “si no te atiendes tendrás cáncer”. Ahora me rió y me da pena jaja.. ¿Cómo fue posible que salí asì?, jajaja es genial pretender ser lo que eres.



Las siguientes fotos son los gorros que utilizaba en aquel entonces:












(jejeje, mis uñas siempre con mugre o pintura jeje)










Quiero montar una exposición con cabezas de maniqui y mis gorros y otras chucherias y locuras.. alguien me regala sus cabezas?

-º_º-º_º-º_º-º_º-º_º-º_º-º_º-º_º-º_º-º_º-º_º-º_º-º_º-º_º-

Un pequeño presente,
al señor conocedor de música,
al barsoloñe/mexican
al un mil y un blogs!
todo un personaje de la blogfera!

Feliz cumpleaños!!!
"El día en que tu naciste,
las vacas no dierón leche,
lso guajolotes cantaron
y las flores se marchitaron......." jejejeje

8 comentarios:

Mayte dijo...

Pues a mi me encanta el tercero!! Todo entreverado como la vida misma, como esas enfermedades que desde la fortaleza y el cariño son grandes experiencias de vida...

Un abrazote niño...yo te presto mi cabeza si me tejes un gorro de esos tan chulos :P


Bikos y buen fin de semana!

¡El Varol! dijo...

Como usted guste y mande, sería un honorazo recibir eso de su parte señor. Leería con mucho orgullo en su blog si postea el dibujo.

---___--- dijo...

yo quieroo un gorroo asi!! y luego que te lo robe, esperaré a que te mueras y se subastara por muchooo dinero, jajajaja
ntc


sabes? eres un ejemplo para mucha gente que se deja abatir por una enfermedad.


mi saludos
:)

*ஐʚïɞ Coconita ʚïɞஐ* dijo...

aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

yo quiero un gorro de eso anda anda tejemelooooooooooooooooooo!!!

te amo !!

libelle dijo...

gracias por tus cometarios siempre tan inspiradores y alentadores, me encanta volver aleer tu vidsa y tus experiencias. Ver tu escencia nuevamente, tu vivir, tu olor.

Besos y abrazos pintorezcos.

Chipocludo McFly dijo...

están rebuenos, bien padres!!

si no la haces de artista puedes vender gorros tejidos en el centro xD

Dandy Golfo dijo...

el cancer, no m gusta ni mencionarlo.
debe haber sido mas dificil tanto cuestionamiento no?
bueno, el universo te tiene aquí y ahora.
t regalaria mi cabeza pero no creo q sirva d mucho hehehehe

Social Drinking y Su Sonido Chikinasty dijo...

Convierteme en tu obra

Entradas populares