Rédes que manejo-

lunes, 31 de agosto de 2009

Escultor

Quiero esculpir este bloque de mármol que tengo

atravesado en el pecho

cada vez que martillo,

salen palomas carroñeras que se diluyen el

humo de mis ojos

quiero esculpir los sentimientos que me rodean

el lado pérfido de mis ensueños,

pero por alguna gracia el mármol termina

en formas morfológicas que me recuerdan

a la vida.


Tengo la cabeza enferma

por que escupo esferas de óleo carmín

y cubos ocres amarillos

me dejan escribiendo en la oreja derecha

para escuchar las pestañas cuando duermo.

He derramado el acido del lagrimal

de estos labios,

trato de esculpir mi cara que se refleja

en la sombra de mis antaños,

Y de los linderos perfumar la esencia

de esta carne de piedra que martillo

por alguna razón se destruye


El bloque de mármol que tengo atravesado en el pecho

¿Será que no puedo ver los colores que derramo,

las formas que digiero, y los aromas que perforo,

seré un ente en movimiento, un circulo que se trasforma?

Maldito tiempo:


Soy eso, el maldito tiempo que me cambia.



Fotografía: Esculturas de Javier Marìn

3 comentarios:

Mayte dijo...

Será el arte ruñiendo despacito hasta que explote dentro tuyo y salga en maravillas.

Biko niño!

Call me: Nano dijo...

El maldito tiempo siempre es el culpable,
y lo peor,
siempre nos cura.
Nos arrastramos en la misma era,
con diferente cemento,
PERO EN LA MISMA.

Consejo:
NO DESCANSES! :)
ESO SERA DESPUÉS! :p
un abrazo!

Muegano. dijo...

El tiempo, que nos cambia, y nos persigue y nos acosa y nos da y nos quita...que no lo vemos, ni lo tenemos...nos tiene y quizá ¿nos contempla? Hmmmm!

Entradas populares