Rédes que manejo-

jueves, 20 de agosto de 2009

-- Sin titulo --


Nos mordemos , a veces

para despertar

en esta flama de sociedad

que llena de calderas las casas

con recetas infames, quizás, raras

para sobrellevar esta triste verdad

¿pero que importa tantas cosas

si en la noche somos perros,

gatos,

caballos indomados,

o animales fingiendo ser humanos?

destruyen perfectas leyes

desmoronan encantadores susurros.


¡ah, la noche cambia todo!

lo cambia todo

del mas moral hombre

al mas inmoral animal

¿feliz?, ¿contento?

¿libre?

con esta línea horizontal

que no nos deja volar, pasar de la

realidad a nuestra verdad

¡jamás seremos libres!

solo ahí en este espacio,

en este perfecto tiempo

que se esconde entre líneas,

entre palabras sin acentos,

Aquí

Junto gotas para apagar

esta flama,

esta candente indolencia

que suprime aquella mente

que flota, y solo salta,


En la noche, soy perro,

gato, caballo y animal!

¡Qué importa!,

¡que importa!

Si estoy muerto,

me muerdo,

y finjo vivir.



Fotografía: Los Mancha en la madrugada del centro historico, por Dídac

1 comentario:

Diego dijo...

Esto me recordó que de noche todos los gatos somos pardos.

Entradas populares