Rédes que manejo-

jueves, 3 de septiembre de 2009

Requiescat in pace

Dime Ermilo ¿Cómo voy a soportar el dolor del luctuoso?

¿Cómo andaré entre las sombras de tu ausencia?

Dime Ermilo a voz callada nuestra idioma, la muerte

¿Cómo desprendere de tu presencia en mi cuerpo

Y no llorare?

¿Cómo aguantare en esta oscuridad tu silencio?


Dime Ermilo si bien entiendo tu suspiro

En lagrimas dolidas

Y en llantos torcidos,

Dime ermilo

¿Por qué calla tu cuerpo,

Tus ojos que vieron tu partida

Tu alma que ahbla a silencios?

Y el llanto que persigue tu esencia

El hombre que recuerda tu presencia

Y las lagrimas que marchitan tu recuerdo.


Dime ermilo ¿Por qué me duele tu muerte

Si te tuve hasta el ultimo lamento?

Vuelas entre las tierras prometidas

Buscando el sueño eterno

Aquí abajo

Te lloramos, lloramos

Dime ermilo, dime.



3 comentarios:

Mayte dijo...

Porque cuesta tanto entender que el alma es más que cuerpo y que el amor por las personas amadas inmortal, cuando lo entendemos...aunque duele y extrañamos...sonreimos.

Un abrazo niño!

Muegano. dijo...

Nunca he logrado decifrar ese aferre a lo que se va. Entiendo cierta naturaleza egoista en ello, pero entenderlo no es suficiente para dejar de sentirlo. No sé...jeje!

Areko dijo...

Es bello aunque se siente el dolor con que fue escrito. Un hermoso regalo que de seguro da paz a quien se va y expresa el amor de quien se queda.
Besos cariñosos

Entradas populares