Rédes que manejo-

miércoles, 14 de abril de 2010

idílica distorsión.




Si mirara entre la botella de agua

justo cuando me sonríes,

figuras pérfidas de tus ojos vería que

langarás, maldita, e incierta

me recorre entre mi pecho

lascivos labios que me besan

el rincón mas sensible de mi dedo

aguda la mirada que examina

las pestañas de aquellos ojos

tiernos que desvanecen entre tumultos

de gaviotas que atraen los más fieros perros

y miro entre el espejo cóncavo

justo cuando hablas

sin fin de animales perdidos

entre sabanas manchadas de erótica

como selva de deseos lujuriosos

carne mía como anzuelo, las mil

Y sientas fantasías que derraman tus pupilas

cuando agacho mi torso y me siento

niño, y juego a que somos animales

y me bailas para mi libido

miro entre el fondo del baso vació

justó cuando pronuncias un Te amo

no hay ninguna distorsión de tus pensamientos

Y otra mas de tus fantásticos deseos

espantado estoy que la realidad sea como la misma distorsión

del baso, y te repito ¿que me dices, cariño?

- Te amo mi cielo

vuelvo a mirar entre el baso, y no hay ningún cielo

Ni tampoco un Te amo

¿no será que es igual de pérfido el amor que tu mismo cuerpo pérfido?

Y yo que quiera amarte

Con toda y distorsión.



fotografía; "Distorsión No 3" de André Kertész

5 comentarios:

Areko Martiánez dijo...

Ohhhh
Que fuerte se puede ser con palabras suaves, fuerte, muy fuerte.

Un beso sin vaso para evitar distorciones.

Mayte dijo...

Una de tus entradas más contundentes, como dice Areko, llena de fuerza..tremendo.

Biko niño.

Dídac LeDídac dijo...

Areko; enserio?, jejeje fue sin querer! jaja, abrazos! :)

Mayte; Dios, no pense que causara tanto shoks!, quiza sea que tremendo soy para "no amar" jejeje. muchos abrazos! :)

Erranteazul dijo...

Ya no?

Muegano. dijo...

Amar distorsionadamente... ¿aún así es amar? Si, es fuerte el texto... ;)

Entradas populares