Rédes que manejo-

jueves, 22 de septiembre de 2011

Lo permanente

Permanece tu perfume entre mis manos,

Convertido en ceniza

ellas limpian mis dedos

de los despojos de si mismas

en la intención de rozarte el cuerpo

con los dedos

¿No ves, ahora, en la noche,

las yemas iluminadas?


He descubierto la gloria de desear ser piedra

Pero es sólo un fulgor que no puede durar

así los reflectores de tus ojos
resonarían siempre en mi paladar tallado;

como tampoco
duraba el fuego de tu cuerpo
entre mis brazos.

Y así, mis manos deben entregar
ahora tus cenizas a las tinieblas

te alojaría siempre,
como se aposenta una palabra

del viento, que, invisibles,

en la sien del delirio.

Tu cuerpo seguiría latiendo
en la memoria de mis muslos
o en el temblor secreto de los mundos


fotografía; Dídac "luz de luna"

3 comentarios:

Mayte dijo...

Delicada fortaleza del deseo....en tus palabras!

Besos.

Areko Martiánez dijo...

Te admiro en todo tu Dídac y en todo de ti.
Besos

Hada Flores dijo...

Cuanta melancolia amigo amante.
Muchos saludos y abrazos,mismos espero te sirvan como soporte apara esos momentos en mas deseas.

Hades.

Entradas populares